• +1-954-639-4643
    • EU countries
      +34-932-20-4999
    • Russia
      +7-812-648-24-57
    • US and Canada
      +1-954-639-4643
    • United Kingdom
      +44-20-3868-1704

Asentada en la región de los Urales, Ekaterimburgo es una próspera ciudad en la que se encuentran Oriente y Occidente. Fundada en 1723 por el Zar Pedro I, la ciudad ha crecido hasta convertirse en un portento industrial, siendo una de las ciudades más importantes de Rusia tanto cultural como económicamente. Junto con otras poblaciones de la zona de Perm, Ekaterimburgo se convirtió en una ciudad clave para acceder a la interminable y rica Siberia, “una ventana con vistas a Asia”, igual que San Petersburgo es la “ventana con vistas a Europa” de Rusia. Además, Ekaterimburgo es un importante punto de confluencia de siete rutas de ferrocarril. La vida diaria de la ciudad se alimenta de su infraestructura social. Sus numerosas tiendas, instalaciones de hostelería pública, tranvías, trolebuses, autobuses y metro están al servicio de sus residentes y visitantes. Desde finales del siglo XIX y principios del siglo XX, Ekaterimburgo fue uno de los centros neurálgicos del movimiento revolucionario en los Urales. Hoy en día, Ekaterimburgo es una ciudad vibrante llena de altísimos rascacielos, imponentes iglesias e inmaculados remanentes de la Unión Soviética. Los viajeros se encontrarán con la belleza de la ciudad inmediatamente, al llegar a la principal estación de tren de la ciudad.

Con sus magníficas columnas blancas y su maravilloso color verde lima, esta estación es una fantástica representación de la época divina del pasado Imperial de Rusia. Desde la estación, la ciudad no hace más que mejorar. Una de las paradas más importantes para cualquier turista es la Iglesia de la Sangre, que fue construida en el lugar en el que se alzaba la Casa Ipatyev, en el que el antiguo Emperador de Rusia Nicolás II y su familia fueron fusilados en julio de 1918. Por lo tanto, esta iglesia no es sólo un imponente testimonio de la arquitectura rusa, sino también un lugar histórico. Para todos aquellos que quieran sumergirse en la historia y en la cultura de Rusia, hay muchos museos de primer orden que ofrecen exposiciones para todos los gustos. Si desea algo de entretenimiento, el circo local y los diversos teatros de ópera y de ballet son un acierto seguro. Junto con estos elementos clásicamente rusos, hay varias casas y monumentos que son un reflejo de la cultura china. En general, Ekaterimburgo es un perfecto ejemplo de la cultura rusa, ¡y los turistas de todo el mundo sin duda disfrutarán de sus numerosas atracciones y lugares de interés!

Leer más

Destinos más populares:

Lo sentimos, tal dirección no existe. Trate de buscar el tren que pasa a través de la capital.